La Unión Europea limita el anonimato de las criptomonedas

anonimato de las criptomonedas

La entrada en vigor de la normativa de la llamada Directiva (UE) 2018/843 cerca el uso de las monedas virtuales, entre ellas las criptomonedas. 

Esta nueva directiva, que modifica la anterior 2015/849, considera que el anonimato de las criptomonedas podría implicar un potencial peligro al poder llegar a usarse esta característica con fines delictivos.

Para prevenir o limitar los usos delictivos de criptomonedas como el bitcoin, parece necesario que las Unidades de Inteligencia Financieras de los distintos países conozcan la identidad de los propietarios de moneda virtual. Esta medida se hace en relación a la prevención del terrorismo o del posible blanqueo de capitales. No obstante, estas medidas corromperían en muchos sentidos las ventajas o ejes fundamentales del funcionamiento de las criptomonedas.

De hecho, la aprobación de esta Directiva (UE) 2018/843 en enero, ya ha tenido consecuencias. Por ejemplo, la plataforma Eribit, dedicada al intercambio de divisas y con sede en Ámsterdam, ha decidido trasladarse a Panamá. El objetivo no es otro que el de evitar la legislación europea. Algunos medios de comunicación hablan de que otras compañías como Binance u OkEx también podrían llegar a abandonar la Unión Europea.

Por lo tanto, la Unión Europea, con esta nueva normativa ha dejado claro que la criptomoneda ha venido para quedarse. Ya empiezan a buscar las distintas formas para legislar o intentar controlar su flujo. Por ejemplo, y sin ir más lejos, a través de las Unidades de Inteligencia Financiera, que podrán comunicarse con los distintos estados miembro ante actividades sospechosas con criptomonedas.

Uno de los principales atractivos de este tipo de dinero es el anonimato del mismo

No obstante, nosotros no podemos más que preguntarnos si esta medida contra el anonimato de las criptomonedas prevalecerá, puesto que una de las principales ventajas o casuísticas que hacen a la criptomoneda interesante es el desdibujo de la identidad.

Leave a Reply Text

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *