El convulso 2020

 

 

el convulso 2020

Lo que llevamos de 2020, seguramente, ya nos ha marcado a todos lo suficiente como para no olvidar este año. Estos seis últimos meses han constituido un periodo agitado y tan extraño que parece casi una parodia. Una comedia dantiana en nuestra historia.

La pandemia, como no, top nº 1 de las hipérboles de este convulso 2020:

Sin duda, lo más probable es que el evento por excelencia desencadenante de todos los cambios que están sucediendo en el 2020 sea la COVID-19. Evidentemente, el hecho de estar enfrentándonos a una pandemia mundial tiene innumerables consecuencias aun por ver. Hasta ahora, ha marcado un cambio económico, social y cultural bastante relevante.

Las mascarillas parece que vienen a quedarse, el modelo escolar probablemente ha de cambiar, y viajar, al menos este año, va a ser una experiencia muy distinta a la que estábamos acostumbrados.

La economía y la bolsa en niveles insospechados:

El petróleo por los suelos y Tesla la empresa automovilística más valorada actualmente.  Si le hubiesen propuesto esta situación hipotética a un experto en bolsa hace dos años, no se lo habría creído. Cierto es que el sistema de energías no renovables y, en general, el sistema económico estaba en proceso de decadencia. O, al menos, de cambio de paradigma. No obstante, nadie se imaginaba que fuese a darse un giro tan rápido y brusco. Ahora, lo que no sabemos es si el viejo sistema se repondrá o si, realmente, el cambio viene para quedarse.

Cambios en los sistemas laborales:

El cierre de fábricas como Nissan, parte de los empleados en ERTE, la inserción del teletrabajo, el contagio en sistemas de producción cárnica, y obviamente, la crisis de paradigma que estamos viviendo están generando impacto en los sistemas laborales. Sin ir más lejos, el teletrabajo. Ha pasado, en muy pocos meses, de ser una posibilidad remota a una realidad. Las grandes empresas ya lo han instaurado. Muchos negocios han abandonado sus alquileres o sedes presenciales y han telematizado sus servicios. La mayoría de los negocios están apostando por la Tecnología Cloud. O lo que es lo mismo, la digitalización de procesos en la nube, para poder trabajar donde y cuando quieran.

La política mundial en jaque:

Que estamos viviendo una crisis política a nivel mundial está claro. Se refleja en hechos como el bloqueo y aparente ruptura de acuerdos entre la Unión Europea. la cual flaquea cada día más.O las penurias de muchos países como Brasil ante el negacionismo de sus dirigentes políticos. O el hecho de que el rapero Kaye West sea el potencial presidente de una de las potencias mundiales. Ejemplos de un año extraño y confuso en el que es difícil predecir qué va a suceder.

De momento, lo único que podemos hacer nosotros es intentar observar la situación desde un puto de vista objetivo y decidir: ¿cómo me puedo beneficiar de una situación así? ¿Quizá aprovechar la fuerza del cambio para introducir novedades en el entorno laboral? ¿Diseñar, a lo mejor, sistemas de producción más acordes con la nueva situación? ¿Nuevas ideas para nuevas necesidades?

Leave a Reply Text

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *