Diciembre 2020

diciembre 2020

Esta entrada del Blog ControlP.es va a ser algo distinta y diferente. Y es que vamos a compartir nuestra newsletter con todos vosotros y vosotras, porque aunque el contenido es algo distinto, nos parece muy relevante. No queríamos que nadie se lo perdiese.

Este diciembre 2020 ya sabemos que es distinto. Lo único que está de nuestra mano es cuidarnos y hacer de lo diferente, algo provechoso

Spolier alert: esta newsletter va a ponerse emocional.

Está claro, no hace falta repetir más el porqué: este año ha sido totalmente diferente. En muchos casos, diferente y devastador. La economía está cambiando. Aún no entendemos totalmente las consecuencias que tendrá el desarrollo de esta pandemia. La globalización ha de repensarse. El sector servicios, uno de los más importantes de España, está tocado. Toda la economía mundial se tambalea.

Es normal que este diciembre 2020 sea agridulce.

Aún por encima, y como si no fuese suficiente, esta crisis no es como la del 2008, porque también es una crisis de lo social. De nuestro lado más afectivo. Nos ha puesto en jaque en muchas dimensiones de nuestra vida. Es normal que decaigan los ánimos. Es normal que este diciembre 2020 sea agridulce.

No obstante, teníamos ganas de escribiros esta newsletter para daros una píldora de ánimos e insuflaros un poquito de esperanza. Porque, recordemos, todos los grandes cambios (incluso los que mejoraron nuestra vida) han venido precedido de momentos convulsos. ¿O no?

Por tanto, tenemos que entender este momento, aceptarlo y saber que no está de nuestra mano cambiarlo. Lo que sí podemos cambiar son las pequeñas cosas, los detalles que nos rodean y que podrían hacer de este final de año, una buena etapa. Una etapa para acabar con una sonrisa.

Mañana haz una cosa por nosotros. Redescubre el olor del café por la mañana. Agradece el agua caliente de la ducha. Escucha a tus compañeros y compañeras, mima su sonrisa, entiende la vulnerabilidad de tus clientes, de quien te rodea. Vuelve a casa y disfruta de un poco de tiempo para ti. Valora el aire fresco al salir a comprar. Siente la lluvia, su sonido.

Y si este año hay que decorar para que todo sea un poquito como antes, pues se decora. ¿Por qué no?

Leave a Reply Text

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *