El uso ineficiente de la tecnología

el uso ineficiente de la tecnología

Hoy por hoy, muchos y muchas de nosotras tenemos claro que la tecnología ha invadido nuestras vidas. Nada es como era hace 20 años, y es que el avance de la tecnología es exponencial; es decir, los cambios que se producen son de gran magnitud en una muy pequeña escala de tiempo.

Mantenerse al tanto no es cosa fácil

Por ello, parece que haya que hacer un esfuerzo casi inhumano para mantenerse al día en los avances tecnológicos. Entender qué está pasando, qué es la innovación y cómo aplicarla a nuestros negocios. Y lo que es peor: ¿qué pasa si estamos haciendo un uso ineficiente de la tecnología?

Consecuencias del uso ineficiente de la tecnología en nuestra empresa:

Este estudio de Mitel concluye que el uso incorrecto de las herramientas tecnológicas podría llegar a tener un coste por empleado y por año de hasta 9.000 euros. Es más, la mayoría de los trabajadores encuestados para este estudio, aseguran que han perdido un 13% de tiempo de su jornada laboral por fallos de comunicación.

La mayoría de los empleados siguen utilizando herramientas de comunicación tradicionales y desfasadas, como el teléfono o el email. No beneficiándose así de los avances tecnológicos, tanto por falta de formación como por resistencia a los cambios.

El correcto uso de la tecnología en el ambiente laboral mejora los flujos de comunicación tanto internos como externos. Una mejor comunicación (insertando en el negocio nuevas formas tecnológicas y formando a nuestros trabajadores) redunda en un aumento de la productividad. Y, ojo al dato, evitará duplicidades en las tareas (¿te suena?).

Además, esta introducción, centralización y formación en herramientas tecnológicas ayudará a tu negocio a gestionar adecuadamente nuevas modalidades de trabajo. Ante la COVID-19 y la situación actual, es necesario desarrollar un plan de contingencia que asegure que nuestro equipo se desenvuelva adecuadamente con el teletrabajo.

Sin olvidar que, gracias a la tecnología, podemos automatizar procesos y reducir errores.

El poder de la tecnología es innegable y distinto en todos los campos. No obstante, una cosa está clara: a nivel empresarial, puede ayudar a reducir costes, mejorar productividad y comunicación, y suponer la diferencia.

Leave a Reply Text

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *