¿Enganchado a tu móvil?

enganchado a tu móvil,

Hoy, en el Blog ControlP hablaremos de adiciones. Concretamente, señalamos brevemente qué es estar enganchado al móvil, qué implica y unos pequeños consejos para “desengancharte”.

De acuerdo con una encuesta de Dscout, de media, tocamos nuestro smartphone 2.617 veces al día. Los usuarios más activos pueden llegar a tocar la pantalla negra cerca de 6.000 veces al día. Y es que la creciente utilidad de estos aparatos móviles es una espada de doble filo. Son muy útiles, sí, pero también son muy adictivos.

Es evidente que cada vez más personas somos susceptibles de haber estado, estar, o llegar a estar enganchados a nuestro teléfono. ¿Cómo podemos saber si este es nuestro caso?

¿Estás enganchado a tu móvil? ¿Cómo puedes saberlo?

Según Data Detox, guía creada por Tactical Tech (y avalada por Mozilla), los cuatro indicios fundamentales para saber si realmente estás enganchado a tu móvil son:

  1. Coges el teléfono sin motivo: hace poco que lo has comprobado, sabes que no tienes ningún mensaje. No lo coges para hacer nada en especial, simplemente lo coges.
  2. Estás incómodo o inquieto si te lo has olvidado.
  3. Oyes el zumbido de mensajes, incluso cuando no has recibido ninguno.
  4. Los posts de las redes sociales cambian tu estado de ánimo, llegando incluso a poder deprimirte.

Si finalmente has llegado a la conclusión de que estás enganchado a tu móvil, he aquí unos cuantos consejos para reducir esta dependencia cada vez más común.

El primer paso ya lo has dado: ser consciente de que no estás cómodo con tu situación y quererla cambiar es fundamental.

DataDetox recomienda, así mismo, que te dejes mensajes a ti mismo que te puedan disuadir del uso de tu smartphone. Un “por qué me coges ahora” o un “suéltame” de fondo de pantalla podrían ser un buen ejemplo.

Otra opción es interponer una barrera física entre el móvil y tú. No duermas cerca de él, déjalo en otra habitación durante las comidas, olvídatelo en casa algún día.

Evidentemente, si la situación es grave siempre recomendamos asistir a un especialista. No obstante, siempre es recomendable cuestionarnos nuestra relación emocional con nuestros teléfonos.

Leave a Reply Text

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *