Google monitoriza nuestras rutinas

Inteligencia Artificial Google

Algunos de los productos de Google, ayer durante la I/O en Mountain View. JUSTIN SULLIVAN AFP

Aunque no utilices Gmail o aunque intentes evitar el buscador de Sillicon Valley, Google será parte de tu ecosistema. Probablemente, te levantes a la mañana tras el “beep” de la alarma de tu smartphone, que puede que sea un dispositivo Android. Seguramente buscas las noticias de la mañana en un navegador Chrome. Google monitoriza nuestras rutinas.

EEUU presenta una histórica demanda contra Google

“Google es tan inmenso que incluso aunque no uses Gmail o las búsquedas, siempre hay algo más en el ecosistema que empezará a monitorizarte”, afirma Andy Yen, fundador del servicio de correo electrónico Pronton Mail. William Barr, fiscal general de los Estados Unidos, considera que el magnate tecnológico abusa de su posición dominante. Es por ello que ha decidido emprender la mayor acción antimonopolística emprendida por el Gobierno Federal norteamericano. La última acción del mismo calibre fue la llevada en contra de Microsoft en 1998.

Esta demanda se centra en el monopolio en las búsquedas de internet y en los mercados de anuncios. Y es que no es para menos.

Un 41% de la primera página de los resultados de búsqueda de Google la componen productos de la propia compañía

Tal y como se ha analizado en este estudio de The Markup, el 41% de la primera página de los resultados de búsqueda en Google la componen productos de la propia compañía. Además, en la mayoría de las búsquedas, nunca se pasa a la segunda página de resultados. Por tanto, cuando buscamos en Google, la respuesta siempre será Google y sus productos.

Según datos de Statisa de julio de 2020, el motor de búsqueda multicolor copa el 86% de la cuota de mercado, en contraposición a los 6.4% y 2.64% de Bing y Yahoo. Dejando, por supuesto, otras muchas propuestas atrás.

Por tanto, se podría decir que Google es el oráculo moderno, que busca y selecciona a su antojo y sin falta de interés la información que conforma nuestro día a día. Suena un poco distópico, ¿verdad?

Leave a Reply Text

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *