Internet de las Cosas

internet de las cosas software

Wired UK

El Internet de las Cosas (Internet of Things, IoT) es un conjunto de redes de relación entre objetos  -y objetos y personas- que se conectan e intercambian datos a través de la red.

Poco a poco, todos los objetos y dispositivos de la empresa o de casa, podrán estar conectados a Internet.

¿Esto que implica? Poco a poco, todos los objetos y dispositivos de la empresa o de casa, podrán estar conectados a Internet. Se podrán controlar de manera global, desde cualquier parte del mundo. Podrán interconectarse con otros objetos y funcionalidades.Y más: recopilar y analizar datos.

Los ejemplos más utilizados para entender las posibles aplicaciones del Internet de las Cosas son, por ejemplo, que tu nevera sea capaz de avisarte de la fecha de caducidad de los productos que contiene. También, unas zapatillas de deporte que subiese a la nube los datos de cuántos km has corrido y a qué velocidad. O un cepillo de dientes que detecte las caries y pida, automáticamente, cita a tu dentista.

¿Qué características tendrán los objetos con Internet?

  1. Localización: podremos saber dónde está localizado cada objeto en cualquier momento y desde cualquier parte del mundo.
  2. Cooperación e integración: los datos de los objetos podrán integrarse con otros dispositivos, y los distintos objetos se comunicarán y alimentarán recíprocamente.
  3. Actuación: los objetos podrán actuar sobre el medio de manera autónoma.
  4. Dirección: serán dirigidos desde cualquier punto del mundo.

Ahora, centrándonos en lo que nos interesa: ¿qué impacto tendrá el IoT en la empresa?

Ahora, centrándonos en lo que nos interesa: ¿qué impacto tendrá el IoT en la empresa? Al implicar un cambio sustancial, las empresas se enfrentan a un gran reto. La entrada del Internet de las Cosas en nuestras vidas, implicará nuevas oportunidades para las empresas. No obstante, también podrá suponer un problema si los negocios no son capaces de adaptarse a estos avances.

Entre las aplicaciones del IoT al mundo corporativo, TechTarget destaca:

  • Cadenas inteligentes de suministro. Información en tiempo real de la oferta, demanda y envíos a los clientes. Además, las entregas pueden ser rastreadas y recuperadas si son extraviadas o robadas.
  • Infraestructuras inteligentes que incluirán ahorro de energía.
  • Automóviles sin conductor.

(Para saber más sobre las futuras modificaciones tecnológicas en las empresas, visita nuestro artículo sobre el blockchain)

Como decíamos, estas son algunas de las posibles aplicaciones que puede tener esta red de objetos interconectados en el mundo de las empresas. Sin embargo, hay muchas más ya pensadas y las que aún quedan por desarrollar.

Finalmente, si el IoT se sumerge en la vida diaria de los consumidores, estas redes de datos nos podrían ofrecer una cantidad inimaginable de información de las personas como potenciales clientes. De esta manera, el big data  se revalorizará todavía más.

 

 

 

Leave a Reply Text

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *