Resistencia al cambio: cómo lidiar con ella en tu organización

resistencia al cambio

La resistencia al cambio de tu compañía u organización puede ser uno de los mayores obstáculos a superar cuando se quieren llevar a cabo cambios en el seno de la empresa. Puede ser que no nos hayamos planteado nunca esta cuestión, pero es bastante relevante. Veamos por qué:

La resistencia al cambio puede dinamitar una iniciativa que podría salvar nuestra empresa

En el Blog ControlP.es hemos hablado largo y tendido, por ejemplo, de la necesidad de la transformación digital en la actualidad. Para que una empresa sea competente y esté actualizada para entrar en el mercado es condición sine qua non empezar a digitalizar y automatizar procesos. En una realidad que cambia  exponencialmente y a una velocidad tal, que mantenerse actualizado es crucial.

No obstante, la introducción de estos procesos puede generar una resistencia en nuestros empleados o empleadas. Si no presentamos el cambio adecuadamente, se puede generar una tensión en la organización empresarial. Por ello, en este artículo, os recogemos una serie de premisas para afrontar el cambio sin generar una resistencia demasiado tirante.

  • Es crucial que todos y todas entendamos la necesidad de insertar la novedad:

Para que nuestro intento de mejoría no fracase, resulta esencial que todos los integrantes de nuestra organización comprendan el cambio. Y, además, que se comprometan con el mismo. Por ello, es fundamental explicar las bases de nuestra propuesta e, incluso, en fases iniciales proponer un debate de los mecanismos de la misma. Así, todos podríamos sentirnos parte de la articulación del cambio.

  • Diseñar paso a paso el modelo que se seguirá:

Otra de las formas esenciales de eliminar la incertidumbre que puede dinamitar nuestro proceso es ser claros. Si conseguimos estructurar el proceso de cambio y generar un modelo que explique todas las variables y la temporalización, estará mucho más claro qué pretendemos. Y, también, qué queremos de cada trabajador o trabajadora. Esta información puede ayudar a la transición del equipo de trabajadores y trabajadoras.

  • La formación, de nuevo, se convierte en punto clave:

Para reducir la ansiedad en la inserción de procesos, otra idea fundamental es formar a todos y todas aquellas que van a recibir nuevos tasks. De esta forma aumentará su confianza y seguridad. El sentimiento de competencia es fundamental para afrontar adecuadamente un cambio.

Estos son unas breves directrices para llevar a cabo un proceso de transformación en tu empresa. Se nos han quedado muchos en el tintero, así que, para la semana que viene, más tips  en Resistencia al cambio: cómo lidiar con ella en tu organización (II)

Leave a Reply Text

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *