Y Europa qué

 

Sey europa quéguimos hablando en todos los medios, opiniones, redes, telediarios…sobre el Coronavirus. Y no es para menos. Ahora que ya se empieza a ver luz al fondo del túnel en relación al número de contagios, muertes y embotamientos de UCIS, empezamos a plantearnos las impredecibles consecuencias económicas del encierro y clausura de la actividad económica de muchos de los países de la Eurozona.

Ante una situación excepcional que ha afectado a todo el continente, social y económicamente, la Unión Europea ha de hacer algo. El qué y el cómo son cuestiones más debatidas que revelan una unión económica basada en diferencias de “clase” entre miembros y desconfianza.

De momento, las medidas ya realizadas han sido: el paquete de 540.000 millones de euros para establecer redes de seguridad para trabajadores, empresarios y estados miembros. Este paquete ha sido firmado, no ejecutado. La otra medida que se ha llevado a cabo es la canalización de fondos regionales no asignados de la Comisión Europea. Se han desbloqueado alrededor de 37.000 millones de euros para dar soporte a los países afectados por la pandemia. Este importe es notoriamente inferior al estimado necesario por el Banco Central Europeo  para hacer frente a esta situación de 1.5 billones de euros.

La desconfianza de algunos pedidos ha sido el principal escollo para actuar.

El acuerdo que se está proponiendo desde el BCE y los países más afectados, como España, se basaría en la prestación del BCE a la Comisión los fondos, a plazos largos y con bajos tipos de interés. La Comisión emitiría los bonos y la UE ha de ser responsable de devolvérselos.

No obstante, esta medida no es bien recibida por todos los países de la unión. Los países del norte, que además de tener una estructura económica más fuerte, han tenido un menor impacto de afectación por el virus, se muestran reacios a tales medidas. La desconfianza los ha frenado para adoptar laspropuestas rápidas y radicales que exigen los países más afectados, como Italia y España. Ese ha sido el principal obstáculo para designar el importe y empezar a actuar.

Leave a Reply Text

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *